Diez años del Equipo de Trabajo y Asesoría Sistémica

El programa coordinado por el Académico de Psicología, Felipe Gálvez, reúne a más de 70 profesionales y estudiantes, quienes han logrado a lo largo de una década desarrollar un modelo propio de trabajo donde se conjuga la atención clínica, la investigación, la formación y la extensión.

Este año, el Programa Académico de la Facultad de Ciencias Sociales “Equipo de Trabajo y Asesoría Sistémica”- eQtasis- cumple una década de funcionamiento y de desarrollo de actividades de docencia, extensión e investigación, vinculando a más de 80 profesionales y estudiantes que trabajan comprometidos por la atención clínica, la extensión, la investigación y, sobre todo, la formación conjunta, bajo la misión de promocionar y desarrollar el bienestar psicosocial, mediante la construcción de saberes y herramientas con personas, familias, comunidades e instituciones.

Y las conmemoraciones por estos 10 años de trabajo no se han hecho esperar. Ya en mayo se realizó una presentación en Italia, del modelo de trabajo que eQtasis ha desarrollado a lo largo de su trayectoria, experiencia que se trabajó luego junto a la visita internacional de un profesor italiano en Chile. Además de la consueta celebración masiva del equipo, que esta vez se realizó en la localidad de Ritoque, durante un fin de semana y con la presencia de 70 de sus actuales miembros. Todo esto porque en eQtasis confluyen Psicólogos(as), Licenciadas(os) en Psicología y estudiantes de pregrado de dicha carrera, quienes provienen principalmente de la Universidad de Chile, profesionales que “en su vinculación con la disciplina psicológica, asumen una perspectiva sistémica y construccionista, relevando una actitud política y ética al servicio de la transformación social”, destaca el docente Felipe Gálvez Sánchez, coordinador del equipo.

Nace eQtasis

El equipo de Trabajo y Asesoría Sistémica, eQtasis, nació a mediados del 2005 por iniciativa de alumnos en práctica de Psicología, licenciados de la carrera y con el apoyo del docente Felipe Gálvez Sánchez. Ese año, cerca de 12 los alumnos tomaron práctica externa en la línea sistémica y requirieron la tutoría de parte de la Universidad de Chile, la que se desarrolló a partir de la constitución de un incipiente grupo de trabajo que más tarde se transformaría en un equipo.

Este nuevo equipo de trabajo inició su trabajo a la Clínica de Atención Psicológica, CAPs, ya que existía un gran interés por realizar atenciones en conjunto a través del uso del espejo unidireccional.

La primera atención de parejas realizada en mayo del 2005 bajo este modelo, lo realizaron Pamela Bernales Baskai y Marcelo Bustos Benois, ambos alumnos en práctica de la Universidad de Chile, con participación detrás del espejo de Felipe Gálvez Sánchez. Esta atención constituyó más tarde, el hito inicial del trabajo del equipo, de aquello han pasado ya 10 años. De este modo, el interés por el desarrollo de la atención clínica, mezclado con la formación a través de la asesoría en equipo, sería lo que luego marcaría la identidad de eQtasis como un equipo en formación y dedicado (junto con las actividades de extensión e investigación) principalmente a la realización de procesos clínicos dirigidos a la comunidad a través del CAP’s.

“A finales del 2005 formamos el equipo con los practicantes que estaban terminando su ciclo de trabajo en CAP’s, lo que implicaba una permanencia de los estudiantes. Sin embargo, nos dimos cuenta que podíamos hacer muchas más cosas que solo atender en equipo a familias o parejas en el Centro de Atención Psicológica y ahí comenzamos a generar algunas actividades, como pequeños seminarios de extensión y actividades de autoformación. Luego comenzamos a realizar actividades de docencia, cursos de actualización y participamos de algunas licitaciones públicas y capacitaciones a otros equipos, manteniéndose siempre la atención clínica que luego se fue transformando en distintos equipos, poblando el CAP’s”, sostiene Felipe Gálvez, coordinador académico de EQtasis.

A partir de esa exitosa experiencia y como desarrollo de la línea sistémica, nace en el año 2007 el diplomado en Psicoterapia Sistémica y Familiar y el 2009 la línea de formación sistémica-relacional en el Magister en psicología Clínica de Adultos. Además, el equipo se ha ganado capacitaciones importantes a través de licitaciones públicas y capacitaciones a nivel nacional en instituciones como Sename, Senda y el Ministerio de Desarrollo Social. A esto se suman los apoyos no remuneradas que realizan en los Centros Comunitarios de Salud Mental, Cosam, de Pudahuel, La Pintana, Puente Alto, entre otros, a través de asesorías y visitas colaborativas.

Composición e investigaciones

Actualmente, EQtasis está formado por siete sub-equipos y un equipo de enlace llamado “Sinapsis”. De los sub-equipos, cuatro de ellos son espacios de investigación que trabajan en el CAP’s: uno sobre parejas, uno sobre familias no convencionales, uno sobre familia y buen trato (violencia) y un equipo de investigación sobre la construcción del problema psicológico, aporesis, que está asociado a un proyecto semilla del Departamento de Psicología de la Universidad de Chile.

Luego hay tres equipos clínicos que se hacen cargo de la atención de familias y parejas en el CAP’s y está conformado por dos equipos de familia y parejas – que trabajan miércoles y viernes- y un equipo infantojuvenil, que trabaja con familias y adolescentes. Cada uno de esos equipos tiene en promedio 18 miembros, entre los cuales, alumnos pregrado, postgrado y egresados. Cada equipo tiene un coordinador y un representante en la unidad de enlace.

Felipe Gálvez destaca que “en el último tiempo se hicieron algunas investigaciones intraequipo como un trabajo etnográfico que realizado por la tesista Susana Zúñiga- que a su vez era un proyecto semilla- para la construcción de un modelo de eQtasis. Esa investigación fue presentada este año en un seminario realizado en abril, donde también presentó su tesis Catalina Zua, quien trabajó sobre un análisis de discurso sobre EQtasis y yo mismo presenté algo sobre las técnicas”.

Además de desarrollar una serie de manuales y documentos de trabajo, actualmente, están realizando investigaciones asociadas a proyecto bicentenario, semillas y otros autogestionados, donde participan alumnos de postgrado y tesistas de pre-grado.

“Un símbolo de eQtasis de todos estos años es que la articulación ha sido clave para el crecimiento del equipo. La articulación entre el pregrado y el postgrado, la articulación entre la investigación y las tesis y las memorias. Y potenciar al máximo el hecho de que estemos dentro de la Universidad de Chile”, afirma Gálvez.

El núcleo de miembros más antiguos del equipo está formada aproximadamente por 15 personas, incluso algunos de ellos no sólo están vinculados a la Universidad de Chile a través de eQtasis sino que también porque son profesores de diplomados, de magister, miembros del staff del CAP’s. Entre ellos están: Daniela Martic, Rodolfo Espinosa, Francisca Dintrans, Marcela Cuevas, Alexander Salin, Carla Bórquez, Alejandra Enríquez, Esteban Encina, Claudia Rojas, José Miguel Jarpa, Patricia Gutiérrez, Pablo Hernández, entre otros de los ya considerados antiguos, además del Profesor Claudio Zamorano, que es el segundo académico en el equipo.

“Como somos muchos, el equipo muchas veces es plataforma para el desarrollo de otras actividades: como visitas de profesores, pasantías del CAP’s, pasantías internacionales, tesistas de pre y postgrado que han desarrollado planes formativos, por ejemplo, temas vinculados a actuación, teatro, trabajo con el cuerpo, personajes terapéuticos, se hacen con los mismos miembros del equipo. Esto ha permitido la articulación de planes de formación permanente, que funcionan como una pequeña escuela, alojada dentro de la plataforma de la Universidad. Somos un equipo que ha pasado de hacer peñas solidarias hasta apoyar a un preuniversitario popular o hacer una capacitación para un ministerio. Todo eso, en distintas medidas, constituye un ejercicio de trabajo en terreno que es importante para quienes somos parte del equipo” sostiene Gálvez.

El modelo eQtasis

La propuesta de trabajo desarrollada por eQtasis es un modelo sistémico relacional específico centrado en posiciones críticas y epistemológicas que son post a los años 90. Desde ahí hay un trabajo con individuos, parejas, familias e instituciones, donde están presentes los procesos de transformación social y, por lo tanto, por ello un intento de trabajar con modelos clínicos de intervención o de investigación que no sean tan tradicionales, ni estén en una lógica instructiva y normalizadoras, para que sea más bien abierta, cuestionadora y crítica.

“Ese modelo- afirma el coordinador académico- tiene la particularidad que puede ser usado en espacios de servicios público porque es bien práctico, por lo que puede ser usado en el ámbito clínico, pero también en la formación de profesionales reflexivos, como lo hacemos en postgrado. El modelo tiene una mirada más crítica y más atenta a las transformaciones sociales, centrada en el desarrollo de los profesionales”.

Este modelo se ha plasmado en diversos documentos como manuales publicados, libros sobre formación y material de trabajo interno publicado en Revistas, y además ha influenciado a otras universidades y a instituciones públicas como Centros Comunitarios de Salud Mental, producto de las mutuas colaboraciones y el interés de estar también presente fuera de nuestro hábitat de la Universidad de Chile.

Nota publicada originalmente en http://www.facso.uchile.cl/noticias/113742/diez-anos-del-equipo-de-trabajo-y-asesoria-sistemica-eqtasis

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *